viernes, 25 de marzo de 2011

Lhasa de Sela


Se llamaba como la capital del Tíbet. El nombre de Lhasa se le ocurrió a su madre cuando la pequeña había cumplido ya cinco meses: mientras leía el Libro tibetano de la vida y la muerte, pensó que era el idóneo para aquel bebé muy sonriente y con los ojos algo rasgados.



Os escribo parte de la letra...

Gracias a tu cuerpo doy Por haberme esperado

Tuve que perderme pa' llegar hasta tu lado

Gracias a tus brazos doy Por haberme alcanzado

Tuve que alejarme pa' llegar hasta tu lado

Gracias a tus manos doy Por haberme aguantado

Tuve que quemarme Pa'llegar hasta tu lado...

1 comentario:

*CarpeDiem* dijo...

te cuento, si llego a un 1gr de proteina por kilo porque ahora tengo que comer menos asi que llego facil a los 49/50 gr de proteina que me tocan, lo del arroz tia es que es un platazo grande es que no puedo con tanta comida y creo que como de todo, variado y suficiente pero es un lio seguir la consolidacion al pie de la letra, bueno chiqui espero que tu tambien la lleves bien, besitos